Ofrecer plaza de aparcamiento como beneficio para los empleados

aparkalo
4 min readSep 7, 2022

Una realidad tan aparentemente tradicional como el parking de empresa está cambiando delante de nuestros ojos. Tendencias actuales como el trabajo híbrido, las nuevas formas de movilidad y la guerra por el talento hacen que ya no sea posible algo que muchas empresas daban por sentado: una plaza de parking para cada empleado por encima de un cierto nivel de senioridad.

Así, es legítimo preguntarse: ¿Cómo están afectando concretamente estas tendencias a las empresas a la hora de ofrecer parking a sus empleados?

El teletrabajo ha transformado la oficina

Después de una pandemia que ha forzado a la mayoría de empresas a fomentar el teletrabajo, parece improbable que volvamos completamente a la situación anterior, donde el trabajo presencial dominaba y el trabajo remoto era puramente anecdótico.

El debate en torno al mejor equilibrio entre trabajo remoto y presencial sigue muy vivo: a día de hoy se estima que las empresas han adoptado de media un 30% de teletrabajo, lo cual equivale a 1.5 días a la semana. Las empresas se van situando en un espectro que va del 100% presencial al 100% remoto, donde los equipos directivos y de RRHH valoran diferentes factores como la productividad, el bienestar de los empleados o el coste de oficina entre otros.

Al auge del teletrabajo se suma una tendencia llamada “Great Resignation” por la cual los empleados, sobre todos los más jóvenes y digitales, renuncian a sus puestos actuales y al esquema tradicional de carrera profesional para perseguir una carrera más individualizada, acortando los periodos en una misma empresa e incuso alternando con el modelo “freelance”. Este fenómeno se ha convertido en la prioridad #1 para los equipos de RRHH y contratación, dado que ya no basta con captar al mejor talento, sino que además hay que retenerlo, ofreciéndole un mayor grado de bienestar y una perspectiva de carrera que incluya el desarrollo profesional, la diversidad de misiones y el impacto positivo, todos ellos activos más allá del salario que están demandando las generaciones “millennial” y Z.

Si bien algunas empresas se han limitado a imponer un grado de trabajo presencial obligatorio, pudiendo llegar éste al 100%, de facto prohibiendo el teletrabajo, la mayoría de empresas y profesionales de RRHH han entendido que para retener el talento no hay que forzar el trabajo presencial, sino incentivarlo como una ocasión de colaborar, alinearse y crear un sentimiento de pertenencia al equipo.

Para ello, las oficinas se están transformando en espacios colaborativos y de convivencia, fomentando que los empleados no solo vengan a trabajar individualmente sino a colaborar y convivir como equipo.

La movilidad se ha vuelto más crucial que nunca

Quien dice trabajo presencial dice trayecto periódico a la oficina, ya sea uno, varios o todos los días de la semana. Si las empresas quieren incentivar el trabajo presencial — más allá de imponerlo, lo cual no es una medida muy orientada al empleado — no se puede desdeñar el trayecto a la oficina como parte importante de la experiencia del empleado.

En este sentido, la diversidad de casos de uso es muy amplia, desde empleados que viven muy cerca de la oficina y van andando, hasta otros que afrontan trayectos superiores a una hora en coche o en transporte público cada mañana y cada tarde.

En aras de mejorar la experiencia del trayecto a la oficina, las empresas tienen varias soluciones a las que recurrir, como ofrecer un “bono transporte” o una plaza de aparcamiento reservado en la oficina.

Aunque cada vez se fomentan más el transporte público, la bicicleta y los VMP, muchos empleados todavía dependen del coche particular para desplazarse a la oficina. En zonas de mucha densidad urbana, disponer de una plaza de aparcamiento reservada marca la diferencia entre un trayecto normal y una experiencia muy negativa, que naturalmente va a impactar en el resto de la experiencia de oficina.

En un contexto en que las empresa y los equipos de RRHH deben mejorar de manera holística la experiencia de los empleados, la movilidad y en especial el aparcamiento aparecen como un factor importante a tener en cuenta.

Una palanca para retener talento

¿Quién no ha sufrido buscando aparcamiento al ir a la oficina? ¿Cuántos empleados están en lista de espera para tener plaza de parking? ¿Cuántos prefieren teletrabajar porque no pueden aparcar en la oficina? Y sobre todo, ¿cuántos se plantean cambiarse a una empresa que les ofrezca parking reservado?

Estas preguntas aparentemente anecdóticas deberían preocupar a cualquier profesional de RRHH a quien le preocupe el bienestar de los empleados y la retención del talento.

Si el aparcamiento de empresa puede mejorar considerablemente la experiencia de los empleados que se desplazan a la oficina, ¿por qué no considerarlo un beneficio de empresa que funcione como retribución flexible? A día de hoy muchos empleados tienen que pagar parking o plaza de garaje de su propio bolsillo para venir a la oficina. ¿Cuánto mejoraría su bienestar si ese beneficio, del que ya hacen uso, estuviese financiado por la empresa?

Si bien muchas empresas tienen parking propio — en propiedad o arrendado conjuntamente con el espacio de oficina — y lo gestionan internamente, otras recurren a parkings comerciales u otras soluciones externas para ofrecer aparcamiento a sus empleados. Con Apárkalo, el equipo de RRHH puede encontrar y reservar fácilmente las plazas que necesite cerca de la oficina y pagarlas de manera unificada como cualquier otro beneficio.

--

--

aparkalo
0 Followers

Aparkalo es una plataforma digital para el alquiler mensual de medio y largo plazo de plazas de garaje de forma segura sin necesidad de verlas.